titulares

La entrada de Bolívar a Bogotá

Estando en camino hacia Bogotá, Bolívar determinó desprenderse de su ejército y, seguido por una pequeña escolta, apuró el paso para impedir que la capital fuese presa de la anarquía. Descamisado y sudoroso, con la deshilachada chaqueta aferrada a sus huesos, el Libertador entró a Bogotá el 10 de agosto a las 5 de la tarde. Hermógenes Maza, quien había asumido el control de la ciudad, observó que un jinete

7 de agosto, la Batalla de Boyacá

«¡Granadinos! El día de la América ha llegado y ningún poder humano puede retardar el curso de la naturaleza, guiado por la mano de la Providencia. Reunid vuestros esfuerzos a los de vuestros hermanos: Venezuela conmigo marcha a libertaros. Ya nuestra vanguardia cubre con el brillo de sus armas algunas provincias de vuestro territorio, y esta misma vanguardia, poderosamente auxiliada, arrojará en los mares a los destructores de la Nueva

La caída de un criminal de guerra

El criminal más odiado de Colombia, el intocable por el miedo que infundía a jueces y magistrados, el cerebro del paramilitarismo de los Castaño, de Mancuso, de los 12 apóstoles, de Jorge 40 y Hernán Giraldo; el cabecilla del despojo violento de tierras; el propiciador de horribles masacres que hicieron sangrar y llorar el corazón de los más humildes; el padre horroroso de los falsos positivos; el pupilo de Pablo

Bolívar y su Campaña Admirable - Juvenal Herrera Torres

“Es que el pensamiento de Bolívar –como acontece con el pensamiento de hombres como Carlos Marx-, trasciende los tiempos. Tiene y tendrá continuadores. Por eso se habla del pensamiento bolivariano, como se habla del pensamiento marxista. Cada cual, naturalmente, con sus propios esquemas y acentos. Uno y otro, partiendo de mundos y realidades diferentes, hicieron la crítica fulminante de la opresión existente y trazaron caminos a los pueblos” (Juvenal Herrera

Comunicado-Denuncia sobre la situación en el Cauca

La «inteligencia» militar ha puesto en marcha un laboratorio de muerte en el Cauca, cuyo modus operandi es la emisión de comunicados falsos a nombre de organizaciones rebeldes declarando guerras, objetivos militares, toques de queda, prohibiendo y amenazando por doquier. Noche y día un equipo de sicópatas de la «inteligencia» trabaja para esparcir el caos y anegar en sangre al Departamento. Buscan enfrentar a organizaciones armadas para que se destruyan

En memoria del Libertador Simón Bolívar 1783-2020

Las FARC-EP, Segunda Marquetalia, rinden hoy un sencillo homenaje al Libertador Simón Bolívar a 237 años de su nacimiento en Caracas, colocando en manos de los seguidores de esta página la obra del historiador colombiano, Juvenal Herrera Torres, “BOLÍVAR, el Ejército y la Democracia”. Un abrazo para todas y todos los compatriotas de la América Nuestra, acompañado del ferviente deseo de alcanzar la unidad de las conciencias. FARC-EP Segunda Marquetalia

¡BOLÍVAR VIVE Y LA LUCHA SIGUE!

  Las FARC-EP, Segunda Marquetalia, rinden hoy un sencillo homenaje al Libertador Simón Bolívar a 237 años de su nacimiento en Caracas, colocando en manos de los seguidores de la página farc-ep.net, la obra del historiador colombiano, Juvenal Herrera Torres, “BOLÍVAR, el Ejército y la Democracia”. El libro es un llamado a la conciencia del pueblo uniformado sobre el verdadero papel del Ejército, que no es otro que el de

¡Viva el Chocó Insurgente!

La situación del departamento del Chocó no deja de ser la del terruño abandonado y al mismo tiempo súper-explotado, depredado digamos mejor, de siempre, por un Estado que sólo mira en el modo de saquear sus riquezas pero no en la manera de resolver las necesidades de su población. Aquí, la institucionalidad ha perdido toda legitimidad, en la medida en que esta se gana y se mantiene según se asuma

Julio 20, Día de la Independencia

Julio 20, DÍA DE LA INDEPENDENCIA Nos ha recordado el camarada Iván Márquez, poniéndonos de presente en sus mensajes de julio una cita del ya fallecido poeta e historiador Juvenal Herrera Torres, que el grito de independencia del 20 de julio de 1810 en Santa Fe de Bogotá no fue más que eso, un grito, “y ningún grito, por potente que sea puede crear una Colombia justa e incluyente. Se

El Grito de Independencia

  Han transcurrido ya 210 años del Grito de Independencia, pero aún no se ve la independencia. Sólo hemos cambiado de amos y de opresores. Como plantea Juvenal Herrera Torres en su libro BOLÍVAR, el ejército y la democracia, «los llamados gritos de Independencia, fueron eso: gritos… Y ningún grito, por potente que sea puede crear una Colombia justa e incluyente. Se necesita la fuerza del pueblo. Sin esta premisa